Soy Leyenda

No, amigos, no soy yo mismo ninguna leyenda, ni mucho menos. Hoy he ido a ver la película homónima al título de esta entrada, protagonizada por Will Smith. En fin, sinceramente, viniendo de una novela de renombrada (buena) fama (de Richard Matheson), esperaba más de la película. Sin embargo, quitando la espectacularidad de ver los efectos especiales y un Nueva York totalmente vacío y decrépito por la naturaleza, nada, vacía.

A los que no la hayáis visto, no sigáis leyendo, porque os destrozaría el único momento emocionalmente alto de la película: ella le dice a él que sabe que en Siattle (?) hay una colonia de gente no infectada. ¿Y que cómo lo sabe? Pues porque se lo ha dicho Dios. Así, ni más ni menos. Por supuesto, para dar un mínimo sentido de credibilidad (que no se consigue), Smith se pone como un loco diciendo que Dios no existe porque el 99% de la población del mundo ha muerto o se han convertido en unos monstruos... No obstante, y sin destripar la película del todo, diré que de alguna manera se nos hace creer que al final Dios, sí, el mismísimo, ha tenido algo de mano en que el protagonista encuentre una vacuna (y en que esta llegue a la comunidad no infectada... que, agárrense, existe exactamente donde la visionaria, medio monja medio madre, ha tenido la visión divina, como si de una joven Santa Teresa de Jesús del siglo XXI se tratara...). En fin, que no sé cómo es posible que no desaparezca el ñoñismo túfico-religioso de ninguna película americana que tenga alguna aspiración a tratar algún tema filosófico... Todas se quedan en una corteza tan burdamente incongruente que no sé cómo el público no se queja allí mismo...

Otra cosa, parece ser, será el libro. Todavía no lo he leído, pero por casualidad han caído en mi poder una edición española y otra inglesa de la obra de Matheson también con el mismo nombre. Al ver la traducción en español, no he podido más que poner (de nuevo) el grito en el cielo. Simepre me ha interesado la traducción inglés a español, e incluso he hecho alguna traducción de libros de texto de informática. Así, me encuentro con el primer párrafo del libro original en inglés:

ON THOSE CLOUDY DAYS, Robert Neville was never sure when sunset came, and
sometimes they were in the streets before he could get back.

If he had been more analytical, he might have calculated the approximate time of their arrival;
but he still used the lifetime habit of judging nightfall by the sky, and on cloudy days that
method didn’t work. That was why he chose to stay near the house on those days.


Y con la siguiente traducción española:

En aquellos días nublados, Robert Neville no sabía con certeza cuándo se pondría el
sol, y a veces ellos ya ocupaban las calles antes de que él regresara. Durante toda su
vida, la hora del crepúsculo estaba relacionada con el aspecto del cielo, y por lo general,
prefería no alejarse demasiado.


Sinceramente no entiendo cómo, con la riqueza del español, se puede hacer una traducción tan pobre. ¿Dónde está el «Si hubiera sido más analítico, hubiera calculado el tiempo aproximado de su llegada.»? Está introduciendo matices de personalidad del protagonista que se obvian en la versión en español. Después, me deja preplejo que utilice las frases de esa manera: «Durante toda su vida». Después de esta frase parece muy artificioso no introducir algo como «estaba acostumbrado a que...», porque el decir «la hora del crepúsculo ESTABA relacionada con el aspecto del cielo» parece que se quiere decir que durante toda su vida, sin incluir el instante actual, porque se habla en pasado, la hora del crepúsculo se relacionaba con el aspecto del cielo (querrá decir con el oscurecimiento del cielo), pero ahora ya no. Es decir, ¿el cambio de la situación propia del personaje hace que ese hecho universal (que el cielo se oscurece al llegar el crepúsculo) cambie?

Pero es que el final de la frase es de nota «y por lo general, prefería no alejarse demasiado». Alguien me podrá decir (no sin imaginación, claro): está hablando de los días nublados... Pero ¡no! Ha introducido un punto. Otra frase, y habla ahora de que por lo general asociaba el atardecer con el aspecto del cielo. Parece ser que ya no es así, y por lo general (¿antes? ¿ahora?) no le gusta alejarse demasiado (¿a causa de su situación actual? ¿a causa de que ya no puede saber cuándo oscurece mirando al cielo? ¿sólo en los días nublados (recuérdese que ha empezado otra frase)?)...

¿Y por qué no se menciona nada de lo que el autor, en inglés, dice? Precisamente la frase que acerca la naturaleza humana del personaje, y es que, en una traducción liberal, «todavía tenía el hábito de percatarse del crepúsculo por el color del cielo, lo cual no funcionaba en los días nublados», dando así a entender que lo que cambia no es la situación de que el cielo se oscurezca al anochecer, sino que el personaje ha cambiado hace poco a una situación en la que no se puede fiar de sus costumbres arraigadas. «Es por ello que no se alejaba demasiado en esos días nublados».

Reivindico mi derecho a leer traducciones de calidad. Porque del inglés puedo leer, pero no del alemán o el francés...

blog comments powered by Disqus