Sobre «Educación para la ciudadanía»

Muchas son las cosas que se han dicho sobre esta asignatura de introducción en los nuevos planes de estudio. La derecha española y la propia iglesia la ha utilizado como punta de lanza en las críticas hacia la política educativa del Gobierno. Hoy mismo, hablando con un amigo, me ha confesado que esta asignatura no le ha parecido bien «porque según ha oído y dicen por ahí, es un mecanismo de manipulación hacia nuestros hijos». A lo que yo le he respondido: «¿Has leído qué se pretende enseñar en esa asignatura?», a lo que él me ha contestado que no. Yo le he contestado la típica perorata que cae en saco roto, del «... este ha sido el argumento de la oposición en la pasada legislatura, salpicar de manipulaciones todo los elementos que podían, ya que el ciudadano que no está del todo informado, al menos, le sembrará dudas y le hará tener recelo hacia esos elementos criticados». Y así es.

Me he propuesto entonces encontrar cuáles son los objetivos con estas asignaturas de esa llamada «Educación para la ciudadanía», como se ve, desde el principio la asignatura cuenta con un nombre viperino. En mi búsqueda, no muy exhaustiva, he encontrado un borrador de los contenidos y objetivos del conjunto de asignaturas de ese área (supongo que la versión final no difiere mucho de esta; si alguien tiene la versión final, por favor, que lo indique en los comentarios). Como los contenidos y las justificaciones son algo largas, como se podrá entender, quería buscar algo que resumiera cuál era la filosofía y los objetivos básicos de este conjunto de asignaturas. Lo he encontrado en el punto 2 (me he tomado la libertad de resaltar en negrita algunos puntos que me parecían particularmente importantes):


2. Objetivos
Las materias Educación para la ciudadanía y los derechos humanos y la Educación Ético-cívica en esta etapa, tendrán como objetivo el desarrollo de las siguientes capacidades:
1.Reconocer la condición humana en su dimensión individual y social, aceptando la propia identidad, las características y experiencias personales respetando las diferencias con los otros y desarrollando la autoestima.
2.Desarrollar y expresar los sentimientos y las emociones, así como las habilidades comunicativas y sociales que permiten participar en actividades de grupo con actitud solidaria y tolerante, utilizando el diálogo y la mediación para abordar los conflictos.
3.Desarrollar la iniciativa personal asumiendo responsabilidades y practicar formas de convivencia y participación basadas en el respeto, la cooperación y el rechazo a la violencia a los estereotipos y prejuicios.
4.Conocer, asumir y valorar positivamente los derechos y obligaciones que se derivan de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y de la Constitución Española, identificando los valores que los fundamentan aceptándolos como criterios para valorar éticamente las conductas personales y colectivas y las realidades sociales.
5.Identificar la pluralidad de las sociedades actuales reconociendo la diversidad como enriquecedora de la convivencia y defender la igualdad de derechos y oportunidades de todas las personas, rechazando las situaciones de injusticia y las discriminaciones existentes por razón de sexo, origen, creencias, diferencias sociales, orientación afectivo-sexual o de cualquier otro tipo, como una vulneración de la dignidad humana y causa perturbadora de la convivencia.
6.Reconocer los derechos de las mujeres, valorar la diferencia de sexos y la igualdad de derechos entre ellos y rechazar los estereotipos y prejuicios que supongan discriminación entre hombres y mujeres.
7.Conocer y apreciar los principios que fundamentan los sistemas democráticos y el funcionamiento del Estado español y de la Unión Europea, tomando conciencia del patrimonio común y de la diversidad social y cultural.
8.Conocer los fundamentos del modo de vida democrático y aprender a obrar de acuerdo con ellos en los diferentes ámbitos de convivencia. Asumir los deberes ciudadanos en el mantenimiento de los bienes comunes y el papel del Estado como garante de los servicios públicos.
9.Valorar la importancia de la participación en la vida política u otras formas de participación ciudadana, como la cooperación, el asociacionismo y el voluntariado.
10.Conocer las causas que provocan la violación de los derechos humanos, la pobreza y la desigualdad, así como la relación entre los conflictos armados y el subdesarrollo, valorar las acciones encaminadas a la consecución de la paz y la seguridad y la participación activa como medio para lograr un mundo más justo.
11.Reconocerse miembros de una ciudadanía global. Mostrar respeto crítico por las costumbres y modos de vida de poblaciones distintas a la propia y manifestar comportamientos solidarios con las personas y colectivos desfavorecidos.
12. Identificar y analizar las principales teorías éticas, reconocer los principales conflictos sociales y morales del mundo actual y desarrollar una actitud crítica ante los modelos que se trasmiten a través de los medios de comunicación.
13. Adquirir un pensamiento crítico, desarrollar un criterio propio y habilidades para defender sus posiciones en debates, a través de la argumentación documentada y razonada, así como valorar las razones y argumentos de los otros.


Con este temario, no me extraña que mucha gente haya puesto el grito en el cielo (nunca mejor dicho)... ¿Pensamiento crítico? ¿Desarrollar criterio propio? ¡Hasta ahí podíamos llegar!

Os propongo, si tenéis un rato libre, que me digáis qué motivo encontráis, entre esos objetivos, para plantear una objeción de conciencia para que a vuestros/nuestros hijos no se les imparta esa asignatura.

Actualización: Más en la Wikipedia, donde se muestran incluso sentencias a favor y en contra sobre la objeción a esta asignatura... Supongo que tendrá que llegar el Tribunal Supremo (o el Constitucional, no sé exactamente cuál) a dar la razón a una u otra parte... Supongo que ya sabéis a quién dará la razón...

blog comments powered by Disqus