Otro día perdido...

No entiendo por qué, pero hoy de nuevo no he podido ir a trabajar. Un ataque de alergia que se ha complicado con un resfriado me ha mantenido en mi casa todo el día... Además, desconectado de Internet. Esto me ha hecho pensar varias cosas, entre ellas que cada vez más hay _dos mundos_ : el real y el virtual. Ya sé que eso es un pensamiento muy manido, pero he ha hecho pensar cómo será el futuro. No el futuro cercano, sino el futuro lejano. Pensando en eso, y teniendo en cuenta la velocidad de los avances en comunicaciones inalámbricas y la miniaturización, creo que el futuro irá hacia implantes que nos permitirán estar conectados los unos con los otros de forma inalámbrica. Esto es, imaginemos que tenemos un aparato como un móvil, pero que tenemos implantado, y que además podemos activar o desactivar. Al ser _parte de nosotros_ tendremos la sensación de estar viviendo en dos mundos a la vez. Estas mismas ideas aparecen (creo que en una de sus mejores expresiones) en el libro de William Gibson "Neuromante" (en español). Magnífico. Como se puede suponer del nombre de este ordenador, es uno de los libros que más me han gustado. Tengo que volver a leerlo, porque hace ya muchos años, pero realmente esos dos mundos se veían reflejados ahí. El mundo de Gibson es demasiado apocalíptico, aunque quizá demasiado crudamente real, precisamente por eso. Me pregunto cuántos años llegaré a vivir para ver todo eso. Buscando por ahí, me encuentro hasta con guías de estudio. Tengo que echarle una segunda ojeada a este libro después de 10 años.

blog comments powered by Disqus