Mi gran estadista particular, al que quiero mucho

Hoy, mi gran estadista particular, al que quiero mucho, el señor Aznar ha hecho en la radio unas declaraciones con las que me ha amenizado el viaje de vuelta a mi casa a la hora de comer:



Los gobiernos actuales tienen que saber que las políticas de «papeles para todos» provocan un efecto llamada que no puede sostener ningún país de Europa.



¡Qué estadista! ¡Qué dominio de la situación! ¡Qué control de las opciones y de las decisiones! ¡Qué manera de proponer soluciones y políticas sostenibles!

Se ha limpiado de un plumazo toda la política de inmigración. En fin. ¿Qué política hay de papeles para todos? ¿Se refiere a la regularización que hubo? Que yo sepa, cualquiera que se regularizara tenía que poseer un contrato de trabajo y pagar su Seguridad Social. ¿Es eso un papeles para todos? Lo que más me entristece es que un ex-presidente, que se supone que debería ser más acertado y comedido en sus comentarios, no hace más que no aportar nada de nada.

Todavía nadie me ha contestado a la gran pregunta: OK, si no los regularizas ¿qué haces con ellos? ¿Será mejor regularizar la situación a través de contratos legales a la gente que está trabajando en España de hecho?

Me parece increíble que se juegue tan fríamente con la vida y destinos de tanta gente.

O sea, que es el efecto llamada el que trae a los inmigrantes. No es que en sus países no haya trabajo ni esperanza de futuro ni cosas que comer. No hay que tratar el problema de raíz colaborando y haciendo convenios con los países de origen para mejorar su desarrollo y que no tengan la necesidad de venir... ¡Qué grande eres, Aznar! ¡Y qué feliz estoy de que ya no estés!

blog comments powered by Disqus