El hombre terminal

Así se titula un libro de Michael Crichton que acabo de terminar de leer, recomendado por Alberto, un compañero de la facultad. El hombre terminal (otra crítica aquí) es una novela de las menos conocidas de este autor, en parte porque fue escrita antes del _boom_ que supuso «Parque Jurásico». Me ha gustado mucho leerla, ya que siendo informático y conociendo algo de la historia de los ordenadores, uno se identifica con las descripciones que hace de grandes aparatos de la época y del miedo que la gente tenía a una posible rebelión de las máquinas que en aquellos años se estaban desarrollando vertiginosamente y que casi nadie entendía, lo cual acrecentaba la mitología popular. La novela se escribió en el 72, cuando los ordenadores ocupaban (literalmente) habitaciones anormalmente hiperiluminadas. No destriparé mucho la novela. Sólo diré que este libro es uno de los primeros que trataran este tema. La novela no entra mucho en filosofías, ya que como dice el prologuista de la edición que he leído, el objetivo primordial era escribir un _best seller_ trepidante. No obstante, quizá por eso resulta todavía más interesante, ya que deja al lector, con ciertas pinceladas que dejan entrever los protagonistas, ante la responsabilidad de pensar las connotaciones filosóficas y las consecuencias de lo que se describe enl a novela: que algún día las máquinas sean inteligentes y formen parte de nosotros. En los últimos años la tecnología se ha hecho "amiga del hombre", y ya casi nadie ve los ordenadores como una amenaza más allá del tedio que supone (para algunos) tener que aprender sus artes. Sin embargo, me gusta los personajes que selecciona Crichton, sobre todo el informático con un problema neurológico. Distintas piezas que casan bien, aunque quizá, como suele desprenderse de la mayoría de libros del autor, se podría haber hecho un mejor libro con el argumento, y, además, a estas alturas, cansa un poco el mismo aire catastrofista de todas las novelas de Crichton.

blog comments powered by Disqus