Métodos matemáticos

Con este título más o menos intimidatorio se imparte en la Facultad de Informática una asignatura por el profesor Paco Guil. Si bien no lo conozco personalmente, he oído muy buenas cosas de él. ¿Y por qué saco a colación esa asignatura? Bien, pues porque un alumno/amigo mío me comentó lo que había realizado para las prácticas de esa asignatura, y cuando lo ví quedé francamente sorprendido. Bajo esta asignatura que con muchos profesores podría haber sido la más aburrida de la historia, se ofrece al alumno unas prácticas muy ingeniosas y que además le llevan realmente a interesarse por la asignatura. Como profesores, una de las cosas más importantes que tenemos que conseguir con los alumnos es motivarlos. La motivación de los alumnos, curiosamente es lo que más trabajo lleva al profesor, ya que no sólo tiene que pensar actividades que hagan que el alumno comprenda la materia, sino también que sean lo suficientemente imaginativas para que no aburran, y que además trasciendan el ámbito de la asignatura.

Así son las prácticas propuestas de esta asignatura: El alumno tiene que construir curvas de Bézier, superficies, etc. Todo esto podría quedar aquí, si no fuera porque el profesor ha decidido darles a los alumnos un entorno basado en el lenguaje Python, en el que, usando este lenguaje muy sencillo (en muchos casos parecido a otros lenguajes funcionales), pueden mostrar el resultado de su programación de curvas. Al final tienen que generar un paisaje en tres dimensiones utilizando las propias librerías de Python. Un ejemplo de lo que los alumnos tendrían que generar es este: (sacado de la página web de la asignatura)

captura de pantalla


Muy buen trabajo.

Weblogs en los Días Caldum 2005

dc2Como sabréis los que os habéis pasado por la web de los Días Caldum 2005 y habéis ojeado su programa, Chavalina (Inma Bermejo) y yo daremos una charla sobre Weblogs, RSS, planetas, sindicación, utilidades para los webloggers (como Flickr, Bloglines), etc. La idea es tratar estos temas desde dos perspectivas: desde el usuario final y de las implicaciones de los weblogs, y desde el punto de vista de programación, esto es, cómo funcionan los agregadores, cómo se pueden crear feeds XML, cómo se pueden utilizar con sencillos programas, etc.

Tenemos que preparar la charla, así que me gustaría aprovechar la ocasión para pedir consejos o ideas que sería interesante incluir en la charla.

Pedro Martínez en el Summer of Code de Google

Pues sí, me acabo de enterar que Pedro Martínez Juliá, alumno de la facultad de Informática de la Universidad de Murcia, va a trabajar en el Summer of Code. En concreto, va a trabajar dentro del proyecto Mono, una implementación libre y multiplataforma de la plataforma .NET de Microsoft. La lista final la podéis encontrar aquí. En concreto a él le toca realizar controles Windows.Forms 2. ¡Enhorabuena, Pedro! A ver qué tal te va.

Mono project logo

libcult

Mi amigo Boris Kolpackov, uno de las personas más inteligentes que conozco, y por supuesto, uno de los que más C++ sabe, acaba de sacar a la luz su librería libcult, cuyo nombre podría indicar algún tipo de culto a C++, que por otro lado es verdad. En ella se pueden encontrar peripecias con el lenguaje C++ que es difícil encontrar en otro sitio. No he tenido tiempo de estudiar exactamente todo lo que ofrece: parsers, generadores de XDR, una librería de opciones de la línea de comandos muy bien diseñada, utilidades para obtener el tipo de una variable en tiempo de ejecución, etc. Lo verdaderamente interesante de ese código es que es realmente inteligente, aparte de útil. Como ejemplo, sacado de la documentación. Este ejemplo muestra muy bien la sencillez y potencia del diseño de la librería, en este caso, para manejar la línea de comandos:


namespace
{
extern Char const help[] = "help";
extern Char const version[] = "version";
extern Char const outdir[] = "outdir";
}

typedef
CLI::Options<help, Boolean,
version, Boolean,
outdir, String>
Options;

Int
main (Int argc, Char* argv[])
{
try
{
Options options (CLI::parse<Options> (argc, argv));

if (options.value<help> ())
{
cerr << "usage: " << argv[0] << " [--help] [--version] [--outdir <dir>]"
<< endl;
return 0;
}

if (options.value<version> ())
{
cerr << argv[0] << " 1.2.3" << endl;
return 0;
}

if (String dir = options.value<outdir> ())
{
cerr << "outdir: " << dir << endl;
}
}
catch (CLI::UnexpectedOption const& e)
{
cerr << "unexpected option " << e.option () <<endl;
}
catch (CLI::OptionFormat const& e)
{
cerr << "bad format for " << e.option () << endl;
}
}

Trabajo en la tesis

Cada vez me cuesta más trabajo, la verdad, sacar tiempo para escribir código de la tesis. Poco a poco voy a avanzando. Lo escribo aquí como un desahogo, para darme ánimos y alentarme a seguir. Hoy lo he dedicado a hacer alguna refactorización de código sobre un generador automático de código para componentes a partir de IDL de CORBA y de XML. Me encanta la programación, y en particular la refactorización (refactoring).

Windows 1.0

¿Cómo anunciarías «Windows 1.0»? La respuesta, aquí. Vía Stefan Tilkov. Para aquellos que no sepan lo que están viendo, decirles que es el spot original de televisión. Y sí, en Estados Unidos todos los vendedores gritan :).

Rebélate frente a la caza de brujas antidemocrática lanzada contra el psiquiatra Aquilino Polaino

Jaja. Hoy he recibido esto por correo... ¡¡Apuntáos, apuntáos!! (es por una buena causa, hombre). Tengo que pasarme más por este sitio, a ver si cada mañana puedo empezar el día con una sonrisa... Hay que ver qué cachondos...

Actualización: Vaya, y navegando por este sitio podemos encontrar más joyas.

De cine

Ciertas curiosidades se han conjuntado de manera que voy a escribir un poquito sobre cine, al menos de algunas cosas que quizá no interesen a nadie. En fin. Hoy he ido a ver «Batman Begins, y tengo que decir, como me esperaba, que no merece mucho la pena. Simplemente de vez en cuando tengo que relajarme en una pantalla grande y consumir un producto fácil de tragar con encefalograma plano.

La película, me cabrea decirlo, es bastante floja, y se podría sacar mucho más del argumento o del personaje. Parece mentira que héroes que han mantenido a miles y miles de aficionados hagan películas tan flojas. Incluso los dibujos animados de Batman eran mucho mejores. Pero en fin, el caso es que lo que más llama la atención de la película no es su argumento totalmente falto de atino (no hay que ser muy listo para saber que una productora de microondas que achicharre toda el agua de alrededor también freiría a todo ser vivo... más que nada porque somos más o menos un 70% agua...) Ante estas faltas ingentes de imaginación uno no puede más que quedarse triste.

Como decía, lo que más llama la atención de la película en la que Batman tiene sus actuaciones más penosas al estilo de aquellas en las que más malogrado quedaba nuestro querido Quijote, es el actor, Christian Bale. Y no es porque su interpretación sea perfecta (de hecho se podría decir que es nula) sino porque uno no se puede ni imaginar que es el mismo actor que uno puede ver en «El Maquinista», inquietante (y mucho mejor) película en la que Bale aparece tan delgado como una hoja de papel. Por casualidad, hace unos días alquilé del video club esa película y me gustó mucho. En «Batman Begins» Bale hasta tiene músculos y todo, que uno podría haber jurado que le habían desaparecido del cuerpo tras rodar «El Maquinista».

Entre caídas, meteduras de pata ante la «chica de la película», y frases ridículas pronunciadas con un exageradamente ronco tono de voz (supongo que para evitar que la gente que hablaba todos los días con él lo reconociera por la voz al llevar la máscara), el otro personaje que destaca incluso por encima de todos es Michael Caine, que pone su particular acento inglés al oficio de mayordomo (y que por desgracia oimos doblada).

Al hilo de esto (del doblaje) he visto hoy en Barrapunto una noticia que criticaba (y con razón) el bastante mal doblaje de las películas de animación que realizan los famosetes por el hecho de ser famosos, no por el hecho de ser dobladores profesionales, ni siquiera por el hecho de tener una mínima dicción. La noticia hace relación a dos comentarios (aquí y aquí) que precisamente hablan de lo «no-tan-buena» que es «Madagascar» comparada con otras de DreamWorks, y no sólo por el doblaje, que es pésimo. Continuando con las coincidencias, el otro día también ví esa película, «Madagascar».

Como cualquier persona que desde pequeño está acostumbrado a los doblajes, debo reconocer que no me dí cuenta de esta pérdida de calidad en el doblaje por famosetes hasta que ví en versión original «Shrek». Habiéndola visto ya en español, no pude evitar reirme a carcajadas cuando oía la voz en inglés de Eddie Murphy haciendo de burro. Jaja. «Blue flower, red thorns. Blue flower, red thorns. Blue flower, red thorns. This would be so much easier if I wasn't COLOR-BLIND». Genial.

El turismo de manifestación

De nuevo este fin de semana (por suerte) permanecí desconectado de noticias, y, en particular, de la "Gran Manifestación". Sin embargo, hoy me he dado un paso por la blogosfera, y gracias a Planet Murcia he encontrado un enlace en 1984-2004, veinte años después haciendo referencia a una visión bastante esclarecedora de hasta qué punto llegó esa PATÉTICA manifestación. La noticia, en tono humorístico-crítico, titulada «Aquí huele a cura. Pues yo no he sido», del weblog «el palimpsesto» contiene bastantes fotos, y una crítica bastante punzante. Viendo esa, he visto que también comentó la otra manifestación con igual maestría.

Señores, ha nacido un nuevo turismo: el turismo de manifestación. Jaja, hasta el que se apuntan monjas de clausura y todo. Si es que España avanza que da gusto, y qué menos que estemos a la vanguardia del turismo, nuestra primera empresa nacional...

Actualización: Otra crónica, y también en Escolar.net, con el sugerente título de «Por la libertad».

Mi primer Ubugtu

Pues sí, he añadido un bug a la base de datos de errores de Ubuntu Breezy (el #11909). El problema es que en amd64, el programa xkbcomp, encargado de compilar los ficheros de teclado no funciona bien (en i386 funciona perfectamente), con lo que al iniciarse el Xwindow (Xorg), ninguna tecla funciona bien. De hecho, cualquier tecla que pulse, inexplicablemente hace que se cambie la resolución de la pantalla...

GRAN MANIFESTACIÓN A FAVOR DEL MATRIMONIO Y DE LA INFANCIA

Así rezaba un correo que recibí de la lista de anuncios de la Universidad. Me parece curioso... "A favor del matrimonio" del matrimonio también entre homosexuales, ¿no? Porque dentro de poco se aprobará. Supongo que será un apoyo a esta futura ley. Y "[a favor] de la infancia". ¡Caray! Qué revelación. Una manifestación para estar a favor de la infancia. Creía yo que la infancia era la etapa de la vida cuando uno era niño... Está bien que se apoye que haya infancia. (?) Lo de "Gran manifestación"... ¿cómo se puede clasificar de grande una manifestación a priori? No entiendo todo esto.

Una muestra de cuán geek se puede ser

Pues nada, buscando por ahí he encontrado esta página de un tal jwz (Jamie Zawinski). Me ha parecido muy original, y hasta tiene un tesoro escondido que, si descubres, puedes enviar un e-mail al autor diciéndoselo. También tiene un weblog.

Una visión interesante de la excursión a Salamanca

Una romería Salmantina.

¿Agua para todos? Y una mierda

Me he puesto histérico. Cuando volvía del trabajo (bastante tarde, por cierto) he visto lo que no debería ver más, y que como vuelva a ver la vamos a tener (y digo volver a ver porque todos los días cuando vuelvo del trabajo paso por ahí). Una panda de descerebrados estaba REGANDO el SUELO del PARQUE de su edificio. El edificio tiene una pequeña placita a un nivel más bajo que la calle. Tiene unos cuantos árboles, pero no estaban regando los árboles. Insisto, estaban regando el suelo. ¿A qué gilipollas se le ocurre regar el suelo de un parque con la sequía que vamos a tener este año? Es más, ese edificio en particular es de los típicos que tiene el letrero de AGUA PARA TODOS. ¿Para qué coño quieren esos el agua? ¿Para regar el parque de su edificio? Si no hubiera sido porque era bastante tarde y está casi oscuro, les habría hecho una foto con el insidioso cartel. Seguro que la mujer que la mujer que regaba iría a alguna manifestación por el agua...

Las situaciones de este tipo llegan a lo ridículo incluso en mi ciudad, donde, justo enfrente de la piscina municipal, hay un cartel inmenso anunciando la construcción de un bloque de edificios con piscina común. ¿Pero qué coño es esto?

Moraleja, los murcianos somos gilipollas, y siguiendo esta tónica, no le voy a tener lástima a nadie cuando no haya agua. Nosotros nos lo hemos ganado, viviendo en opulencia de agua como si no hubiera problema.

Así que si nos quedamos sin agua, que nos jodan, así de claro. Es indignante cómo el consumo de agua en la región sube. Con todo este problema del agua hace tiempo que había perdido la confianza en la gente, pero ahora lo he perdido más.

Postdata. Por cierto, los militantes del Partido Popular que se vayan preparando que cuando empiecen las restricciones de agua habrá una nueva manifestación. No se preocupen, habrá autobuses gratis para todos... Lo único que queda por saber es a ver qué cuidad les apetece conocer ahora para ver dónde se hace la manifestación.

WP-Morph 1.2

WP-Morph is now on version 1.2. You can download it here. And read the README. Even you can browse its source code This version has some improvements:

* More kind error message.
* $rnd_val is calculated automatically and stored in wp's internal
database. No user interaction or configuration is needed now.
(Thanks to Denis de Bernardy <denis .at.semiologic.com> for suggesting
this.)
* Little change in the javascript code in order to prevent possible
overflows.

Please, report any problems you encounter in it, as it is running this weblog.

Conferencias de Solvay

Durante años estuve impresionado por la física. Ahora en Fisimur me he enterado de que hay vídeos de los ponentes de las conferencias. Todavía no lo he visto, pero sólo ver la foto del enlace me produce unos gratos recuerdos. Qué tiempos aquellos en los que mi libro de cabecera eran "Sobre la Teoría de la Relatividad" y "Mis ideas y opiniones". A veces pienso que es una pena que se haya perdido esa forma de hablar y de hacer ciencia.

ponentes de solvay

Donde dije digo...

Esperanza Aguirre sobre el Archivo de Salamanca. Está bien que los políticos mantengan su postura...

¿Se debería permitir el matrimonio entre católicos?

MUY bueno. vía

Sobre la manifestación de las víctimas del terrorismo

Hace tiempo que quería escribir sobre esto. La manifestación se produjo el fin de semana pasado, y estuve un poco desconectado. No vi las noticias y no tenía una idea clara de qué estaba pasando. Durante esta semana se han ido produciendo reacciones con respecto a la manifestación, lo que me ha permitido hacerme una mejor idea.

Tengo que decir muchas cosas y no sé si seré capaz de ordenar mis pensamientos en un hilo consecuente. Probaré.

En primer lugar, la manifestación me pareció partidista. Es lo menos que se puede decir de esa manifestación. Eso o que las víctimas del terrorismo son del PP. Porque en esa manifestación, según vi después en «El País» del domingo, se gritaron cosas como «¡Aznar presidente!» o «¡Rajoy presidente!». No sé qué pinta esto en una manifestación de las víctimas del terrorismo. Tampoco sé, sinceramente, en qué se está diferenciando la actual política antiterrorista de la del gobierno anterior. Que yo sepa siguen las detenciones a terroristas, siguen las investigaciones de la policía, etc.

Dándome cuenta de esto, me doy cuenta de que, como bien dice Peces-Barba en un artículo que citaré después, los manifestantes y algunas de las víctimas que ahí estaban, quizá no con mala intención, estaban jugando a un juego político utilizando a las propias víctimas del terrorismo, lo cual es muy serio. La propia Pilar Manjón se quejaba de esto.

Pero sin ninguna duda, y quiero ser contundente en esto, lo que más me preocupa es el clima de crispación y de, digámoslo claramente, insultos. No sé cuándo ni por quién se instauró la política del «todo vale», «todo se puede decir», hasta llegar al punto de decir al presidente del gobierno que faltaba al respeto de las víctimas.

Después de todo esto, que ya lo venía yo pensando hacía algún tiempo, me vino de una amiga un enlace a un artículo de «El País», que por suerte ya está abierto al público. El artículo en cuestión es «Seis meses en el Alto Comisionado» de Gregorio Peces-Barba. Me ha parecido tan interesante, tan bien escrito, tan respetuoso, tan humano y tan noble que lo voy a reproducir aquí a continuación. Sin embargo, antes quería hacer un par de reflexiones. Este artículo es una joya en el tiempo actual. Defiende los puntos que expone sin insultar. Esto parece que al PP ya se le ha olvidado. Sirva el siguiente artículo como ejemplo desde aquí a cómo se deben exponer las cosas. Estas son las personas que valen. Por favor, aprendan de él, que es lo que ha estado haciendo toda su vida: enseñar.


Seis meses en el Alto Comisionado



Gregorio Peces-Barba Martínez es rector de la Universidad Carlos III de Madrid y Alto Comisionado de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo.



EL PAÍS - Opinión - 08-06-2005



Por primera vez en mi vida, a los sesenta y siete años, he oído en una manifestación contra la posición del Gobierno en la lucha antiterrorista gritos de "Peces-Barba dimisión". No eran unánimes pero sí se hacían oír y se repitieron por sectores de los asistentes a lo largo de la marcha. Desde la cuna aprendí de mis padres los valores de la democracia, del respeto a la voluntad popular y también aprendí que las personas somos seres dignos, que no tenemos precio, que somos seres de fines y que no podemos ser utilizados como medios. A lo largo de mi vida he ido enriqueciendo, racionalizando y completando esas ideas. He tenido buenos maestros como Joaquín Ruiz-Giménez, que influyó mucho en mi condición como profesor y como persona, igual que Elías Díaz, Felipe González Vicén, Norberto Bobbio, Renato Treves, o Hart. De todos ellos he aprendido respeto a los demás, tolerancia y amistad cívica como motor de la vida pública. Estas ideas han informado siempre mis enseñanzas en Filosofía del Derecho como pueden testimoniar los miles de alumnos que he tenido desde 1963 en que inicié mi trabajo universitario. Son ya 42 años de docencia y también de investigación y de publicaciones. En mis libros y en mis artículos, los valores de libertad, igualdad y solidaridad, los derechos fundamentales y los principios democráticos han inspirado siempre mis escritos, más de 30 libros y de 70 artículos científicos con esos contenidos difundidos en América y en Europa y traducidos al inglés, al italiano, al francés y al portugués.



En la vida política me comprometí en la lucha contra el franquismo, en la construcción de la democracia, con la Constitución, con la reforma de nuestro ordenamiento, con la presidencia del Congreso de los Diputados, entre otras experiencias en todo momento conformes y coherentes con los valores liberales, democráticos y socialistas. Siempre me he considerado y me considero un militante del PSOE, aunque siempre con el espíritu crítico y la distancia intelectual frente a la militancia ciega. Mi libro La Democracia en España es un signo y un ejemplo de ese talante que nunca he abandonado. He sido muy consciente de que ese sentido crítico ha sido utilizado torticeramente por los enemigos del socialismo y a veces sacado de su contexto y generalizado injustamente. Pero la indignidad moral no puede ser excusa para no decir lo que se piensa. En mi actividad política nunca he faltado al respeto a los adversarios; al contrario: he mantenido siempre una relación cordial y me he esforzado en reconocer sus aciertos y en estudiar sus críticas. El clima de comunicación con todos ha sido también uno de mis objetivos principales. Durante mi etapa política activa hasta 1986, todos los adversarios políticos de AP, UCD, de los comunistas o nacionalistas han sido siempre amigos o personas con las que he desarrollado una acción constructiva y eficaz. Desde 1989 he dedicado todo mi tiempo a crear una Universidad, la Carlos III de Madrid que, al cabo de los años, con el esfuerzo de todos (profesores, PAS y estudiantes) hemos convertido en una Universidad de prestigio y de calidad. Es el orgullo de mi vida.



En contraste con esta experiencia y con esas realizaciones, desde que el Presidente del Gobierno me nombró Alto Comisionado he sentido la hostilidad del Partido Popular y del Presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo. Nada más empezar pidieron mi dimisión pese a los esfuerzos de aproximación que hice como, por ejemplo, con el nombramiento de la Directora de la Oficina de Apoyo al Alto Comisionado, Dña. Dolores de la Fuente o con mi entrevista, larga, en un hotel cercano a su sede, con Mariano Rajoy. No han tenido ningún interés en el contenido real del trabajo del Alto Comisionado y han repetido los mismos tópicos en las dos intervenciones de sus portavoces en el Congreso y en el Senado, durante mis dos comparecencias: que he venido a dividir a las víctimas, que no las represento, que estamos ante una figura innecesaria y que su actual titular no es el idóneo para el cargo; incluso algún senador del PP me ha calificado como defensor de los terroristas, infamia que otros han repetido en artículos de periódicos y en viñetas presuntamente de humor.



En contraste con esta imagen, el trabajo que hemos realizado en el Alto Comisionado en estos seis meses ha sido denso y eficaz. Hemos constatado, desde el primer día, la existencia de muchos problemas de desconfianza y de recelos entre las víctimas, de muchas fallas, de indefensiones y de lagunas en el funcionamiento del sistema pese al enorme esfuerzo de los gobiernos democráticos para atender a estas víctimas y a sus familiares. De ese estudio han salido soluciones puntuales a problemas de tratamiento psicológico, de trato igual en medallas y condecoraciones, cuidados y apoyos a víctimas estudiantes y a sus hijos, de rehabilitación de personas con discapacidad con un programa de un millón y medio de euros con MAPFRE que hemos acordado, de ascensos honoríficos a víctimas, de consideración de justicia gratuita para ellas, de créditos blandos en bancos y cajas, de facilidades de acceso a la vivienda y de rehabilitación de las mismas. Además, tenemos pendientes programas de ayudas para el empleo o de reserva de plazas en la Función Pública, entre otras muchas medidas. Asimismo cada día recibimos directamente a víctimas con problemas de distinta índole, o a quienes vienen recomendados por asociaciones o fundaciones de víctimas. El conocimiento directo de estas experiencias nos permite formular propuestas normativas generales, como las que acabo de mencionar.



El empeño principal del Alto Comisionado ha sido avanzar en la igualdad entre las víctimas, pese a las diferencias, e incluso, a las discriminaciones existentes. Las víctimas de ETA o del GRAPO son muy distintas entre sí: las hay famosas y anónimas, civiles, militares y de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad, periodistas, políticos, empresarios, concejales, obreros, niños o personas que pasaban por allí; las víctimas del 11 de Marzo son igualmente resultado de la irracionalidad porque han muerto por tomar un tren a las siete y media de la mañana un día aciago y siniestro. Por esta razón peleo para que monumentos y conmemoraciones sean unitarios y para que todas las medidas que se tomen puedan favorecer a todas las víctimas. Asimismo he propiciado y defendido la apertura del plazo para solicitar los beneficios de la Ley de Solidaridad para todos los sectores que se habían quedado fuera. Igualmente estamos a punto de implantar un espacio virtual de comunicación informática entre víctimas para que puedan relacionarse fácilmente entre sí.



Por fin, el tema central del trabajo del Alto Comisionado es la revisión de la Ley de Solidaridad de 1999, para evitar alguna discriminación, para actualizar algunas cifras y para repasar algunos criterios de manera que tenga un carácter más integral y comprensivo. El tema ha sido discutido con la Vicepresidenta del Gobierno y lo planteamos en la reunión que mantuvimos con las Asociaciones de Víctimas, de la Guardia Civil y Sindicatos Policiales, los días 26 y 27 de mayo en Colmenarejo. El asunto está en marcha y esperamos que en las próximas semanas nos lleguen sugerencias para impulsar esta reforma. Por cierto que la reunión de esos días congregó a todas las asociaciones, fue unitaria y al final todos apoyaron el trabajo concreto que estamos haciendo. A esto lo llamo yo luchar por la unión de las víctimas.



En el entorno de la manifestación, comentarios desde los medios de comunicación afines al PP y propiedad de la Conferencia Episcopal Española han multiplicado su hostilidad, su desprecio, sus insultos y sus maledicencias. Es evidente que todo lo realizado les importa poco. Han construido en este tema, con el apoyo de víctimas y familiares, muchos de ellos de buena voluntad, una operación de acoso y derribo contra el Alto Comisionado. Según ellos, debe ser un Secretario de Estado que no represente al Gobierno sino a las víctimas, cuando de lo que se trata es de apoyar a las víctimas desde el Gobierno.



En este rosario de sofismas y de falacias que se encadenan en sucesivos momentos la convocatoria del Presidente del Gobierno a las asociaciones de víctimas la interpretan como una desautorización al Alto Comisionado y como una primera etapa para su destitución. Una vez más, su pasión y sus prejuicios les ciegan. El Presidente tiene siempre sobre la mesa mi dimisión y sabe que puede utilizarla en cualquier momento si piensa que soy más un problema que una solución.

Una reunión muy esperada

Pues sí, he titulado esta entrada como el primer capítulo de «El señor de los anillos» de Tolkien porque estoy seguro que muchos lo desearon. Me refiero a la visita del Príncipe Felipe de Borbón y de Letizia Ortiz a Mula. Por mi parte, me alegro de no haber estado allí. No es que me caigan especialmente mal, ni bien tampoco, aunque me considero, como mucha gente de este país, extrañamente, republicano monárquico, o al menos Juancarlista.

El miércoles (ayer), el diario «La Verdad» se hacía eco de la visita de los príncipes a Mula para inaugurar el museo Cristobal Gabarrón en la Casa Pintada de Mula. Decía que yo no estuve allí, estoy fuera de la ciudad. ¿Y por qué me alegro de estar fuera? Para empezar, no me gusta mucho esa aclamación popular hacia la figura de los príncipes, como si la gente de un pueblo no tuviera otra cosa que hacer más que salir a la calle a gritar. Además, las medidas de seguridad han llegado a un punto de ser ridículas, pidiendo el DNI y haciendo un registro de qué personas vivían en cada casa, etc. Es más, con la falta de agua que hay, limpiaron todas las calles con agua el día antes, cortaron otras calles, etc.

¿Pero qué es esto? Me pregunto yo, ¿no se sentirán algo hastiados de no ver la cara real de España? Debe ser angustioso llegar a cualquier sitio de España y que parezca como que siempre ha estado inmaculado. Un poco triste. Supongo que en eso consistirá también la labor de ser monarca o heredero.

En cuanto a la crónica de «La Verdad», debo reconocer que a primera vista me repudió. No me gusta ver a mi pueblo representado con la gente «menos culta» que vive allí, diciendo vulgaridades sobre su vida cotidiana como si les importaran a alguien. Después pensé un poco, y me dí cuenta de que esto habría sido exactamente igual en cualquier otro punto de España, así que me tranquilicé un poco (a decir verdad, volví al redil de la monotonía de lo conocido). Además, si el archiconocido Cristobal Gabarrón, siempre que le preguntan, dice que es de Mula (de hecho esa fue la semilla que hizo que Juan González contactara con él para hacer que el muse se instalara en la ciudad), también lo puedo decir yo con orgullo.

casa pintada

Coincidencias literarias

Hace no mucho comentaba acerca de teorías de Alphonse Bertillon. El otro día terminé de leerme «El hombre terminal» y tuve que decidir el siguiente a leer. Desde hace tiempo quería leerme «El dragón rojo» de Thomas Harris. Me habían dicho que era el mejor de los tres de la serie de Hannibal Lecter. Nada más empezar a ojearlo, me encuentro con una cita de nuestro amigo Bertillon:


Se puede ver sólo lo que se observa y se observa sólo lo que ya está en la mente. -- Alphonse Bertillon


Cuando pienso qué leer a continuación, siempre hay otro libro que está ahí y que no me he leído todavía: «El péndulo de Foucault», de Umberto Eco. Al mirar la edición de mi casa (Ave Fénix, Debolsillo, Plaza & Janés), me he encontrado con sorpresa que la cubierta del libro era parte de un cuadro de Caspar David Friedrich (más), en concreto «La tumba de Hutten». El nombre de este pintor siempre se me quedará grabado, ya que fue con diferencia el que más me sorprendió en mi primera visita al museo Thyssen-Bornemisza. Cuadros como este o este, e incluso otros que recuerdo que ví pero que no encuentro en el catálogo me hacen que tenga que volver a verlo.

Hutten's Tomb


Al final me he decidido por el libro del dragón. Llevo unas 100 páginas y he de decir que es uno de los libros más inteligentes que he leído. Los diálogos, los personajes, las situaciones, los descubrimientos son totalmente inteligentes, de una sutilidad asombrosa. Las conclusiones y observaciones que de su entorno y del resto de personajes hace el personaje protagonista, Will Graham son tan reales que parece estar contando algo que realmente sucedió. Los diálogos con Lecter son tan maravillosamente estilizados que son de una inteligencia casi palpable al tacto. Sorprende todo, desde los diálogos de los profesionales forenses hasta los artículos de las revistas de siquiatría.

Testigo musical

Recibo de chavalina el testigo musical. No soy yo muy dado a seguir cadenas de este tipo, por lo que no le mandaré el testigo a nadie más :) Además, me resulta difícil seleccionar cuáles son las canciones que más me gustan, porque conforme pasa el tiempo me van gustando canciones que oigo. Así que más que canciones, pondré autores.

El último CD que compré: Jamiroquai, Synchronized.

El último CD que me regalaron: Mmm... creo que ninguno :).

Ahora oyendo: Boxing Baby - Banda sonora de «Million Dollar Baby».

Los 5 que más me gustan:


  1. Dire Straits, sin duda.

  2. Sting. Todos sus discos siempre me han gustado. El último es algo flojo.

  3. Jamiroquai. Todos sus discos, aunque no he oído el último.

  4. Moloko.

  5. Jazz melódico/Zero Seven/Stereolab/Thievery Corporation/St. Germain/Groove Armada/US3/Moby




La última entrada ha sido como un batiburrillo en donde he metido todo lo que oigo normalmente, aunque no es de mis muy preferidos. Se me han olvidado muchos y es difícil resumir en cinco puntos, pero ahí están.

El hombre terminal

Así se titula un libro de Michael Crichton que acabo de terminar de leer, recomendado por Alberto, un compañero de la facultad. El hombre terminal (otra crítica aquí) es una novela de las menos conocidas de este autor, en parte porque fue escrita antes del _boom_ que supuso «Parque Jurásico». Me ha gustado mucho leerla, ya que siendo informático y conociendo algo de la historia de los ordenadores, uno se identifica con las descripciones que hace de grandes aparatos de la época y del miedo que la gente tenía a una posible rebelión de las máquinas que en aquellos años se estaban desarrollando vertiginosamente y que casi nadie entendía, lo cual acrecentaba la mitología popular. La novela se escribió en el 72, cuando los ordenadores ocupaban (literalmente) habitaciones anormalmente hiperiluminadas. No destriparé mucho la novela. Sólo diré que este libro es uno de los primeros que trataran este tema. La novela no entra mucho en filosofías, ya que como dice el prologuista de la edición que he leído, el objetivo primordial era escribir un _best seller_ trepidante. No obstante, quizá por eso resulta todavía más interesante, ya que deja al lector, con ciertas pinceladas que dejan entrever los protagonistas, ante la responsabilidad de pensar las connotaciones filosóficas y las consecuencias de lo que se describe enl a novela: que algún día las máquinas sean inteligentes y formen parte de nosotros. En los últimos años la tecnología se ha hecho "amiga del hombre", y ya casi nadie ve los ordenadores como una amenaza más allá del tedio que supone (para algunos) tener que aprender sus artes. Sin embargo, me gusta los personajes que selecciona Crichton, sobre todo el informático con un problema neurológico. Distintas piezas que casan bien, aunque quizá, como suele desprenderse de la mayoría de libros del autor, se podría haber hecho un mejor libro con el argumento, y, además, a estas alturas, cansa un poco el mismo aire catastrofista de todas las novelas de Crichton.