diego sevilla’s weblog
it is better to remain silent and be thought a fool,
than to open your mouth and remove all doubt -- groucho marx

20/5/2005

Acto de graduación y discursos del padrino

Filed under: General, español — Diego Sevilla @ 14:57 — In English

Bueno, ya pasó el gran día. Estoy muy contento por cómo se llevó a cabo, y hasta me he venido con los regalos de los reyes… :) Ayer fue la graduación y anoche la cena. En ambos “actos” hice un discurso. Se supone que uno de los discursos tiene que ser más formal, por la mañana en el acto de graduación, y otro más cachondeo por la noche en la cena. Pilar, la madrina, se encargó de dar el más formal por la mañana, aunque yo también dije unas palabras. A continuación, los dos discursos que di, como prometí:

Discurso Matutino Padrino. Curso 04/05.

Excelentísimo y Magnífico Sr. Rector,
Ilustrísimo Sr. Decano,
Compañeros profesores,
alumnos, familiares y amigos.

Como parece que es tradición de los últimos años, uno de los dos
padrinos hace un discurso por la mañana y el otro hace uno más
“distendido” por la noche durante la cena… A mí me ha tocado hacer
el discurso “distendido” de esta noche en la cena. No obstante, quería
decir unas palabras esta mañana.

En primer lugar deciros que es un honor para mí (para nosotros)
que nos hayáis elegido como padrinos. Nos sentimos muy felices por ello.

En segundo lugar, quería deciros que estoy orgulloso de vosotros
por haber llegado hasta aquí. A vuestros familiares les diré que
también tienen que estar muy orgullosos de vosotros, porque les puedo
asegurar que después de todas las pruebas, preguntas, exámenes,
programas a los que os hemos sometido, estoy seguro de que habéis
mejorado y madurado tanto como personas como intelectualmente.

A vosotros, futuros ingenieros, os quiero decir que este es un
momento decisivo. Todos lo tuvimos: la satisfacción de haber
terminado una larga carrera; y la incertidumbre de qué vendrá a
continuación. Os seré sincero. A partir de ahora la cosa es
complicada. Entrar al mundo laboral es un cambio bastante difícil.

Sin embargo, también os digo que tenéis que estar
tranquilos y confiados en vosotros mismos. Os puedo asegurar que
gracias al paso por la Universidad habéis adquirido los conocimientos
y estructuras de pensamiento que os han preparado para ese mundo
laboral. ¿Sabéis eso que dicen de que los
informáticos somos todos cuadriculados? Pues a eso se refiere…

No, ya en serio, sabéis que vuestros conocimientos os hacen capaces de
adaptaros al ritmo de trabajo de una empresa en cuestión de días.

Por último, os quiero pedir que nuestra labor como padrinos no
se quede aquí hoy. Me gustaría que en la medida de lo posible nos
tuvierais ahí para preguntarnos cualquier duda que os surja o para
contarnos cualquier logro en vuestra vida. Ya sabéis dónde
estamos… Bueno, teniendo en cuenta que el año que viene parece ser
que nos cambiamos de edificio… pero aparte de eso…

Muchas gracias a todos, y me alegro de haber contribuido aunque sea
sólo un poco a que seáis mejores personas.


Discurso del padrino. Curso 04/05.

Hola a todos, muchas gracias. Muchas gracias.

Quiero daros las gracias a los que votásteis por Juan Piernas,
porque seguro que él es el verdadero padrino… ¿Qué es lo que pasó en
realidad? Pues en realidad cuando vieron el resultado de las
votaciones: voilà, había ganado Juan, pero dijeron “¿Otra vez Juan?
-No, venga, a ver el siguiente…” Y el siguiente era…
¡¡la de la fotocopiadora!! Pero bueno, venga, esto no es
serio… A ver el siguiente…, y ahí estaba yo… Y
dijeron… “¿Quién es ese?” Y uno por ahí dijo… “¡¡El de sistemas
operativos!!”.

Justo cuando iban a elegir el siguiente, pensaron bien, y se dieron
cuenta de que todavía no había sido padrino y que ya empezaba a
envejecer, que cada vez la barriga la tenía más grande y tenía menos
pelo… y dijeron, “Pues bueno, este.” (Otros dijeron: “¡no, no!, ¡el
de Sistemas Operativos no!”, pero ya era tarde…)

La verdad es que han cambiado mucho las cosas. Llevo 7 años dando
clase y recuerdo cuando empecé. Cuando empecé no era mucho mayor que
vosotros, 23 añitos… Pasaban muchas cosas graciosas.

Por ejemplo, no sabéis la cara que ponían los bedeles del aulario de
Matemáticas al darme la llave… (claro, los de Informática ya me
conocían, pero los de Matemáticas…) Mirando por encima de mi hombro
como preguntando “¿Pero cuándo viene el profesor?”. Se producía una
situación incómoda, porque claro, si me pregunta directamente que si
va a venir un profesor y realmente soy un profesor, vaya bochorno…
Es como cuando a alguien con quien no tienes mucha confianza se le ve
un moco colgando de la nariz y cuando hablas con él
no puedes dejar de mirarle el moco pensando “¿se lo digo?” “¿Y a ver
cómo se lo digo?”. O como cuando alguien lleva la
bragueta abierta… Ahí se lo dirás o no, pero mejor que no te
quedes mirando.

O aquellas conversaciones de alumnos diciendo: “Pues vaya, ¿has
visto las prácticas de Sistemas Operativos?”, y otras cosas peores que
no diré… mientras el otro le pega codazos todo rojo diciéndole
“¡Calla!, ¡¡Calla!! ¡¡Que está ahí!!” .

Además, cuando entraba a la clase, la cosa era diferente. Les decía a
los alumnos: “Eh, qué pasa, tío. ¿Cómo va tu buga? ¿Y la piva?”.
Nada, un buen rollo…

Aunque también estaba el otro lado de esto… Los
alumnos más grandes que yo algunas veces estaba yo tan
concentrado en mi pizarra y me
llegaban por detrás con una voz más ronca que la mía: “¡Profesor,
profesor!” [cubriéndome] (”¡No, a mí no, a mí no!”).

Y qué decir de las alumnas… Comprendedlo, yo tan joven y tan guapo,
sin barriga, con más pelo… [Yo apoyado en mi mano mirando con
ojos de lascivia] “Que estás suspensa” -[Suspiro]Ay, ya lo sé”.

Pero lo que más me gustaba eran los episodios estilo “JASP”.
¿Recordais el anuncio del JASP? ¡Que no, que no! ¡Que no es
“Julio, Agosto y Septiembre Puteao”!, sino “Joven Aunque Sobradamente
Preparado”. Pues en el anuncio iban en un coche los padres de un
alumno o alumna y detrás ella. En un semáforo coincidían con un joven
zarrapastroso con los pelos largos y oyendo música heavy. Bueno,
pues igual pasaba conmigo. Yo iba con mi León to makinero (porque
antes tenía un León, para que veas cómo cambian las cosas), oyendo
a los Prodigy y los Nine Inch Nails. Los padres me miraban mal
y le preguntaban a su hijo o hija “¿Le conoces?” Y él o ella: “Sí, es
mi profesor de Sistemas Operativos”.

Ahora… Los alumnos, (y las alumnas) se duermen en clase. Las
alumnas especialmente, cuando vengo un poco temprano a la clase,
sueltan un bufido “Uffff”.

Hasta me dicen en el tablón de anuncios que vaya renovando el
repertorio de chistes, que me repito todos los años… Eso mismo
pienso yo cuando leo algunos exámenes de algunos un año tras otro. Es
que no os dáis cuenta de que repito los mismos chistes año tras otro
para que se aburran de la asignatura y la aprueben de una vez

Incluso a mi hermana… ¡¡A mi hermana!! Se atreven a
decirle… Atención a la situación por la noche, saliendo por ahí de
copas, le presentan a mi hermana a alguien: “Mira, esta es la
hermana de Diego, el profesor de Sistemas Operativos” … “Ah,
Diego… Pues sí, es buen profesor…” Y luego no se pueden reprimir,
como un desahogo que tenían ganas de decir… “Tu hermano es un
poco cabrón, ¿eh?” (Así como con la risita, pero yo se la he soltao).

Y bueno, como sabéis que yo soy una persona culta (léase
pedante) y este año es el año del Quijote, voy aquí a recitar
un poco de esa obra universal…

Con cien cañones por banda, viento en popa a toda vela No corta el mar, sino vuela, un velero vergantín.

Ejem… creo que me estoy liando… ¿Veis? Es que ya estoy muy viejo.

En realidad, la verdad, es que no sabía cómo hacer de padrino
He ido preguntando por ahí, pero la cosa es difícil, no hay mucha
información.

Entonces, como ya habéis visto antes que soy muy culto,
pues por mi casa encontré un bonito libro [lo enseño con sorna]
llamado “El Padrino” de Mario Puzo. Y me dije… “Seguro que aquí
puedo encontrar lo que tiene que hacer un padrino”…

La verdad es que he leído algo del libro y bueno, como sabéis, el
contexto es algo diferente, pero he encontrado frases que creo que se
pueden aplicar muy bien a la labor del padrino.

Por ejemplo, en la página 18: “¡Os prometo que lloraréis como yo
he llorado!”… Esto seguro que se refiere al examen de Sistemas
Operativos, y de cuando el propio padrino aquí donde le veis hizo su
examen de Sistemas Operativos con Juan Piernas…

En la página 51: “¡Dios Santo! –Dijo el Padrino– ¿Es posible que
después de estar tanto tiempo a mi lado no hayas llegado a ser mejor
de lo que eres?”. Esto, creo yo, que se refiere a los alumnos que
llevan muchos años conmigo… ya sabéis, esos que me
dicen que repito los chistes.

Bueno, en realidad he aprendido mucho de ese libro… Pero no sé si
exactamente se aplica a cómo ser un buen padrino [risa malévola].

3 Comments »

  1. Ole!! Me ha gustado tela Diego!. Debió estar espléndido…ese momento vergantín..jajaja!

    Comment by Náufrago — 21/5/2005 @ 1:20

  2. Jaja, sí, muchas gracias. Vamos, el buenafuente a mi lado se queda en nada :) La verdad es que nos lo pasamos muy bien.

    Saludos!
    diego

    Comment by diego sevilla — 21/5/2005 @ 10:30

  3. Es bueno ver que aun hay gente que aprende cosas del Padrino. Yo lo leí en otra situación muy distinta, pero hace ver la vida con otros ojos. Por cierto, pobres alumnas no? xD

    Comment by Amidala — 24/5/2005 @ 17:40

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Leave a comment

Line and paragraph breaks automatic, e-mail address never displayed, HTML allowed: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <code> <em> <i> <strike> <strong>


Anti-Spam by WP-Morph 

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
EWWV  AWStats  Site Meter 24 queries. 0.085 seconds. Powered by WordPress
406054 email messages processed in this box. 10858 were spam

0